SOBRE EL ORIGEN DEL LOBBY KUCZYNSKI-WIESE-OLIGARQUÍA CHILENA

SOBRE EL ORIGEN DEL LOBBY KUCZYNSKI-WIESE-OLIGARQUÍA CHILENA
Por Iván Oré Chávez


El día de ayer en el programa Prensa Libre Rosa María Palacios (RMP) entrevistó a PEDRO PABLO KUCZYNSKI GODARD (PPK) con el objeto de sobredimensionarlo en su campaña presidencial obviando todo cuestionamiento a sus actos lobbystas a favor del gran capital. El hecho es que PPK es consocio de la familia de RMP: su hermano Aurelio Palacios M (Socio Club Nacional 3414), su padre Aurelio Palacios Moreyra (Socio Club Nacional 1411), sus tíos Carlos Palacios Moreyra (Socio Club Nacional 494) y Francisco Palacios Moreyra (Socio Club Nacional 781), sus primos carnales son Enrique y Carlos Palacios Rey (Socios Club Nacional 1710 y 1646 respectivamente) directores de las empresas de Dionisio Romero Seminario (Socio Club Nacional 1980) y primos carnales a la vez de Rafael Rey Rey (Socio Club Nacional 2599) el reaccionario conservador católico de la derecha oligárquica. El clan Palacios Moreyra tiene control de la empresa LAIVE S.A. Su tío carnal es José Moreyra Porras (Socio Club Nacional 1682), cuñado de los patriarcas Augusto Wiese de Osma (Socio Club Nacional 625) y Mario Brescia Cafferata (Socio Club Nacional 939). Las hermanas Moreyra Porras son accionistas CLASE “A” de la UNIÓN DE CERVECERÍAS PERUANAS BACKUS Y JOHNSTON S.A.A. donde Kuczynski aparece como director.


Como ya hemos mencionado en nuestra investigación anterior, el mercader de Kuczynski para esta campaña es CARLOS NEUHAUS TUDELA, DIRECTOR CORPORATIVO DEL GRUPO WIESE y miembro de este clan, además cuñado de JAIME DURAN PALACIOS (AÑO 2002 INGRESA AL Club Nacional) primo hermano de RPM.

Es lógico que hay periodistas más preocupados en velar por sus propios intereses de casta (disfrazando estos mezquinos intereses de “prensa libre” o de “libertad de prensa”) que por el derecho que usted lector tiene a estar informado sin que le seudo-informen. Estos periodistas son sólo panegiristas agentes de la casta oligárquica que siguen un libreto ya orquestado donde la LIBERTAD DE PRENSA de la oligarquía se sobrepone dictatorialmente al DERECHO A SABER de nuestro pueblo peruano. A continuación con los dejo con un fragmento del maestro Malpica donde relaciona a PPK con los “Dueños del Perú”, pero antes un relato simple de los hechos:
1. El Banco Wiese presta a las empresas mineras y estas después no tienen como pagarle.
2. PPK como Ministro de Energía y Minas crea el Fondo de Consolidación Minera (FOCOMI) por medio del Banco Minero para entregar a las empresas mineras préstamos.
3. Las empresas mineras pagan sus préstamos a los Wiese y el Banco salva de quebrar.
4. Quiebra el Banco Minero al no poder recuperar las deudas de los mineros.
5. PPK es nombrado director del Banco Wiese y recibe una dieta de 3 millones de dólares sin haber asistido a las reuniones de directorio de dicho banco.
6. Los oligarcas que se disfrazan de liberales dicen que el Estado es pésimo administrador y que más eficiente es la “empresa privada”.

FUENTE: CARLOS MALPICA, EL PODER ECONÓMICO EN EL PERÚ, TOMO I: LOS BANCOS NACIONALES Y SUS FILIALES, MOSCA AZUL EDITORES, 1ERA EDICIÓN, LIMA JULIO DE 1989. PÁGINAS 256-261.

(Página 256 ) b. FOCOMI: LA MANCHA NEGRA DE LOS WIESE. EL BANCO WÍESE EN CRISIS
A partir de 1979 se registró un vertiginoso incremento de las cotizaciones internacionales de los principales minerales de exportación, auge que duró hasta el primer semestre de 1981. Las cotizaciones récord registradas por el plomo, la plata, el zinc y el cobre, generaron un aumento sustancial de nuestras exportaciones, saldos favorables en la balanza de pagos y, por supuesto, elevaron los ingresos y las utilidades de las empresas mineras.
Como consecuencia de los altos precios, éstas realizaron inversiones destinadas principalmente a ampliar la capacidad instalada de sus unidades y fueron financiadas, en parte, por sus propios recursos y también a través de préstamos del Banco Minero, COFIDE y de la banca privada, en especial del Banco Wiese.
Luego del primer semestre de 1981, cayeron nuevamente los precios de los metales, disminuyeron las exportaciones e igualmente los ingresos y utilidades de los mineros, tan dependientes del mercado externo.
Simultáneamente y como derivado de esto, se dejaron de atender los pagos de las deudas mineras, creando serios problemas a los bancos que, como el Wiese, tenían una pesada carga proveniente de la minería. Lo demuestran las cotizaciones de las acciones de este banco, luego de aumentar de precio en 1979 y 1980, disminuyen vertiginosamente en 1981 y 1982, tal como veremos:
Primera cotización de 1980: S/. 2,200 por acción
Última cotización de 1980: S/. 3,500 por acción
Primera cotización de 1981: S/. 3,820 por acción
Última cotización de 1981: $/. 1,000 por acción
Primera cotización de 1982: $/. 1,000 por acción
Última cotización de 1982: S/. 344 por acción.

En dos años, el valor de las acciones del Banco Wiese se redujo a la décima parte.
(Página 257) La baja del valor de las acciones del Banco Wiese continuó aun durante 1983. En diciembre de este año se cotizaron a 263 soles. Por supuesto que el valor de la totalidad de las acciones (es decir el valor del Banco) también se redujo. En diciembre de 1980 el valor de cada acción multiplicado por el número de acciones llegó a 72,971,290,000 soles; a fines de 1981, bajó a 38,000 millones, esto es, a casi la mitad; a fines de 1982 a 18,576 millones, es decir, nuevamente se redujo a menos de la mitad. Recién en 1983 se produce la primera reacción positiva, alcanzando el valor de su patrimonio a 24,924,510,00080168.

A fines de 1985 ya se puede comprobar la mejoría patrimonial del Banco Wiese, pues el valor total de sus acciones llega a 391,083,980,000 soles (39,083,980intis).
Estas cifras están en soles corrientes, evidentemente influidas por la fuerte inflación de esos años. Si las deflatamos utilizando el índice de Precios al Consumidor de Lima Metropolitana, partiendo de la base 100 para 1979, los resultados son aún más sorprendentes.

En valores reales, a fines de 1980 cada acción se cotizó en 1,783 soles; a fines de 1981, en 295; afines de 1982, en 59; afines de 1983,en 20; y afines de 1985, en 7.
A estos resultados contribuye el aumento del número de acciones en estos años. En 1980 la totalidad de acciones del Banco Wiese era 20’848,940 y en 1985, 766,831,341.
El valor total de las acciones, a cifras constantes, fue de 37,173,660,000 soles en diciembre de 1980; 11,210 millones en diciembre de 1981; 3,186 millones a fines de 1982; y 1,895*400,000 soles en diciembre de 1983. Es decir, en tres años el valor real del Banco Wiese se redujo a la veinteava parte. A partir de entonces ha mejorado su situación patrimonial, pero no ha llegado al nivel de 1980. A fines de 1986, el valor total de sus acciones, considerando su precio en bolsa, llegó a 2,292,500,000 intis, equivalentes a 19,650,000,000 de soles de 1979; es decir, a sólo la mitad de su valor total en 1980.

CREACIÓN DEL FOCOMI

Para salvar a los medianos y pequeños mineros, así como a sus banqueros amigos, se encontraban en el Ministerio de Economía y Finanzas y en el de (página 258) Energía y Minas, respectivamente, Manuel Ulloa y Pedro Pablo Kuczynski. Éstos pusieron en marcha, a través de sucesivos decretos supremos, un fondo de 160 millones de dólares para otorgar préstamos subsidiados a los mineros, de los cuales a la fecha sólo se han recuperado 50 millones.

El FOCOMI, Fondo de Consolidación Minera, fue creado a través del D.S 040 como una línea de crédito del Banco Minero, dotado de 40 millones de dólares provenientes del propio Banco, con el objeto de proporcionar préstamos a la pequeña y mediana minería para compensar la disminución de su liquidez resultante de la baja de los precios de los minerales.

Como era de esperarse, las condiciones de los préstamos fueron sumamente blandas: un periodo de gracia de 18 meses, extendido luego a 24 meses, con intereses de 7.5% anual, cuando en el mercado financiero internacional éstos se habían elevado a 20% para el LIBOR.

El pago de los préstamos se haría reteniendo el 5% del valor de las liquidaciones de sus exportaciones FOB, retención que tendrían a su cargo las empresas comercializadoras de los minerales en el exterior.


De acuerdo con el decreto de creación, cada empresa podía recibir como préstamo del FOCOMI hasta un equivalente al 20% del valor de las liquida¬ciones de venta a partir de julio de 1981. Se estableció explícitamente, además, que los créditos otorgados a través del FOCOMI no podían ser utilizados para cancelar deudas pendientes con el Banco Minero o con bancos privados.

¿RESPONSABILIDADES O IRRESPONSABILIDADES?
Las irregularidades en el funcionamiento de este Fondo empezaron con su propia creación: a diferencia del trato normal que da el Banco a los préstamos que otorga, el FOCOMI fue administrado sólo por tres personas: Moisés Heresi, Alfonso Brazzini Díaz Ufano y Alvaro Chirinos Stein, estos últimos ligados a intereses mineros. El comité formado por estas tres personas fue el único en velar por el buen uso del FOCOMI, pues se excluyó al directorio de toda responsabilidad respecto al destino de los créditos.
Pero para garantizar justamente el mal uso de estos recursos, la dupla Ulloa-Kuczynski dictó un decreto -el 002- que eliminó todo tipo de responsabilidades en el otorgamiento de préstamos: ni el directorio, ni el comité de (página 259) administración, eran responsables en el caso que los préstamos concedidos ocasionaran pérdidas al Banco Minero.


Además, suspendieron el título VI de la ley orgánica del Banco Minero, eliminando la obligación que tenía este banco de solicitar determinadas garantías a las empresas que recibían créditos. Se dio así luz verde a la consumación de la estafa por 100 millones de dólares, pues muy solícitos, los miembros del comité, sin ninguna responsabilidad, llegaron a aprobar crédi¬tos incluso a empresas fantasmas.
Para completar la figura, mediante el Decreto Supremo 224 se suspendió también el artículo 5 del Decreto Ley 21429, que dotaba justamente al Banco Minero de mecanismos legales para obtener garantías y ejecutarlas en caso de no ser devueltos los préstamos concedidos.
Finalmente, con el Decreto 288 de este mismo año, se autorizó al Banco Minero a liberar algunas garantías otorgadas por los mineros antes de la expedición del Decreto Supremo 224.

RECURSOS DEL FOCOMI
Si bien el FOCOMI contó inicialmente con un fondo de 40 millones de dólares provenientes del propio Banco Minero, un mes después decidieron que éstos fueran proporcionados por el Banco de la Nación a través de un préstamo al Minero. Luego los recursos del FOCOMI fueron incrementados en 50 millones de dólares en abril de 1982, con dinero del Banco Minero.


Sin embargo, como parece haber sido costumbre en el anterior gobierno, Ulloa y Kuczynski decidieron utilizar una vez más al Banco de la Nación para consumar sus tropelías. Mediante el Decreto 224 se ampliaron los recursos del Fondo a 120 millones de dólares, proporcionados por el Banco de la Nación, que sirvieron para pagar al Banco Minero los 50 millones que había colocado poco antes. De esta manera, todos los recursos del FOCOMI provenían del Banco de la Nación, para no descapitalizar al Banco Minero que debía estar siempre listo a acudir en ayuda de los empresarios mineros.


En vista de que los intereses cobrados a los mineros eran tan bajos, contra la costumbre de Ulloa y Kuczynski, enemigos declarados de los subsidios, el Banco Minero se endeudó también con el Banco Central de Reserva por 10 millones de dólares, para cubrir la diferencia entre el costo financiero del (página 260) crédito (los intereses que debía pagar al Banco de la Nación) y los intereses cobrados a los mineros por los préstamos del FOCOMI.

OTRAS PERLAS
En un principio, los préstamos fueron concedidos hasta por el equivalente al 20% del valor de las liquidaciones; luego se incrementó al 30% y terminaron siendo equivalentes al 50% del valor FOB de las liquidaciones efectuadas a partir del 10 de julio de 1982.
Igualmente las tasas de interés que en un comienzo se establecieron en 7.5%, fueron reducidas notablemente, mejor dicho eliminadas, cuando por medio del Decreto 224 se ligaron a la cotización de los minerales. Es decir, los mineros no pagarían intereses cuando los precios internacionales estuvieran bajos.
• En el caso del cobre: por debajo de 0.80 US$ por libra;
• En el caso del plomo: por debajo de 0.30 US$ por libra;
• En el caso de la plata: por debajo de 9 US$ por onza troy;
• En el caso del zinc: por debajo de 0.30 US$ por libra;
• En el caso del oro: por debajo de 330 US$ por onza.
Al momento de dictarse este decreto, los precios de la mayoría de los minerales ya estaban muy por debajo del límite fijado para el pago de 0% de interés.


KUCZYNSKI DIRECTOR DEL BANCO WIESE
La última gestión realizada por Pedro Pablo Kuczynski al dejar el Ministerio de Energía y Minas y el país simultáneamente, en lo que a FOCOMI se refiere, fue gestionar que los préstamos de este fondo pudieran ser utilizados en pagar deudas con terceros (D.S. 228). Así, de los 120 millones de dólares prestados por el Banco de la Nación en julio de 1982, 40 millones fueron a parar al Banco y a otras entidades financieras a punto de quebrar por las enormes deudas de los mineros.
En "agradecimiento" por esta brillante gestión, el Banco Wiese hace miembro del directorio a Kuczynski a partir del segundo semestre de 1982. Este alto funcionario de la banca transnacional, presidente de The First Boston International, ejerció este cargo hasta febrero de 1986, sin radicar (página 261) siquiera en el país. Se dice de buena fuente que este pequeño cargo que ostentó Kuczynski durante cuatro años, sirvió para que el Banco Wiese le girara una suma superior a tres millones de dólares por concepto de dietas, utilidades y servicios en el exterior, en abierta violación de la ley, pues las sociedades mercantiles establecen en sus estatutos que para percibir dietas y utilidades LOS DIRECTIVOS se obligan a asistir a las sesiones. ¿Es acaso el Banco Wiese una excepción?

FUENTE: CARLOS MALPICA, EL PODER ECONÓMICO EN EL PERÚ, TOMO I: LOS BANCOS NACIONALES Y SUS FILIALES, MOSCA AZUL EDITORES, 1ERA EDICIÓN, LIMA JULIO DE 1989. PÁGINAS 256-261.

Es así como PEDRO PABLO KUCZYNSKI GODARD (Socio Club Nacional 2470) en su cargo de Ministro ayuda al patriarca banquero Augusto Felipe Wiese de Osma (Socio Club Nacional 625) a salvar su Banco y salva también del embargo al empresario minero endeudado Roberto Letts Colmenares (Socio Club Nacional 977, alias “tío Bobby”). Un dato más. PPK ingresaría al Club Nacional el mismo año de 1981, año en que se da la crisis minera.
Actualmente Augusto Wiese de Osma es SOCIO MINORITARIO Y PRESIDENTE DE PETROLERA TRANSOCEÁNICA [del oligarca chileno Von Appen]. CUASI ADMINISTRADORES DE LOS CHILENOS VON APPEN QUE SON MAYORITARIOS EN EL NEGOCIO DEL CONTROL DEL TRASPORTE DE PETRÓLEO EN EL PERÚ. Para enriquecer más esta investigación Manuel Dammert aseguró en Arequipa que ministro de Economía en tiempos del toledato [es decir Kuczynski] les prometió facilidades [a los oligarcas chilenos] para la concesión del puerto del Callao. Dijo que "uno de los inversionistas que vinieron fue su socio Von Appen". (La República - 21/09/2005) Juzgue usted lector.
Miércoles 12 de enero de 2011.

EL LIBRO “5 ENSAYOS SOBRE LA VIGENCIA DE LA OLIGARQUÍA EN EL PERÚ” . INFORMACIÓN AQUÍ
http://www.facebook.com/oligarquiaperuana
PRONTO EN CIRCULACIÓN UN NUEVO PERIÓDICO.

fuente.
Por favor, estimados lectores, se agradece su difusión por correo y todo otro medio de comunicación. Autorización plena para ser colocado ésta y demás investigaciones del blog en sus páginas web siempre y cuando se cite la fuente y se envié un correo de aviso a ivanorech@hotmail.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL PERÙ ESTA PREPARADO PARA UNA GUERRA CON INTELIGENCIA?

LEAN QUIENES CONFORMAN LA OLIGARQUIA EN EL PERU Y QUIEN DIRIGE LA CAMPAÑA PARA BENEFICIAR A LOS RICOS